Martes 23 mayo 2017      
Turismo

El Tradicional Concurso de Verdiales de Benagalbón celebra este año su vigésimo tercera edición

Redacción - 13/09/2016

El evento, Fiesta de Singularidad Turística Provincial y de Interés Turístico Andaluz, se celebrará el 17 de septiembre

      
foto de El Tradicional Concurso de Verdiales de Benagalbón celebra este año su vigésimo tercera edición

El Tradicional Concurso de Verdiales de Benagalbón celebra este año su vigésimo tercera edición siendo fiel a su objetivo de recuperar la fiesta y las costumbres de la zona y con la intención de recibir a 8.000 visitantes de toda la provincia.


El evento, Fiesta de Singularidad Turística Provincial y de Interés Turístico Andaluz, se celebrará el 17 de septiembre.


Según ha explicado un vocal de la Peña El Reverzo, Antonio de la Torre, “en el concurso, que comenzará el sábado 17 de septiembre, participarán nueve pandas bajo la modalidad Montes de Málaga, aunque también habrá otras agrupaciones invitadas de Comares y Almogía”


Una de las razones de ser de este concurso es la recuperación del ‘choque’ de pandas, una especie de combate entre dos pandas que, tocando al unísono, aceleran el ritmo hasta que una de ellas se equivoca o se queda por debajo de la ganadora. Se trata de una costumbre que desapareció y que en la actualidad sólo se sigue celebrando en Benagalbón.


 Además, se ha buscado reducir el número de componentes de las mismas hasta conformar un grupo que durante cientos de años había sido característico: alcalde, abanderado, violín, dos o tres guitarras, dos platilleros y pandero, a lo que se le añade el baile, evitándose los escenarios y megafonías para asegurar los ‘corros’ propios de la música tradicional e integrar al público.


Una fiesta de todos
La implicación de la ciudadanía es tal que las calles del pueblo se convierten en un gran escenario, y las bandas toman los bares, calles, y rincones del mismo. Se trata de una celebración en la que los vecinos de Benagalbón se vuelcan acondicionando sus calles los días antes para dotar de más belleza al acto.


 De esta forma, rincones de la localidad se transforman en un vergel de hojas de palmeras, cañas, macetones de plantas y flores, y chozados improvisados dispuestos a la antigua usanza en los montes de Málaga con adelfas, cañizos y palmeras.


Además de disfrutar de la música, los cantes y los bailes tradicionales, durante esos días se pueden saborear los vinos y productos típicos de la zona. 

Comentarios
Deja un comentario

Nombre

Email

Comentario

SUSCRÍBETE
A NUESTRO PERIÓDICO
NUESTROS VÍDEOS
Imagen grande cartamaenunclick.com